Gardel

::: CARLOS GARDEL .

Nunca se sabrá exactamente donde nació. Puede ser Toulouse ( Francia ) o Tacuarembó ( Uruguay ). Lo que si es seguro es que fue un 11 de diciembre de 1890, creció en la Argentina y murió accidentalmente durante un gira en Medellín , Colombia .
“Nací en Buenos Aires, Argentina, a los 2 años y medio de edad” con esta ingeniosa frase, el cantante desoía las constantes conjeturas sobre su procedencia
Creció en el barrio de Abasto, donde funcionaba el famoso mercado de frutas y verduras en un edificio de estilo art decó, el cual hoy ha sido reciclado en shopping. Comenzó a cantar de muy joven y se lo conocía como el morocho del abasto.
En 1902 era tramoyista en el teatro La Victoria, es escuchado por el famoso tenor italiano Titta Ruffo , quien ayuda en la educación de su canto. En 1913 celebró un duelo de tangos con ‘El Oriental’ José Razzano en la calle Guardia Vieja del barrio del Abasto. En ese duelo no ganó ninguno de los dos: más bien surgió el dúo Gardel-Razzano, que trabajó unido durante quince años.
Después de un bolo en el putiferio de Madame Jeanne, en el barrio de la Boca, el dúo fue invitado a actuar en el cabaret mas lujoso y caro de Buenos Aires, el Armenoville, allí, entre lo mas burgués y adinerado de la ciudad, se vieron desbordados por un éxito tal, que la concurrencia les saco de paseo a hombros por las calles adyacentes, ante la perplejidad de los dos cantores. El propietario del mencionado cabaret les ofreció un contrato para cantar en el local, con una remuneración que sobrepasaba con mucho lo que aquellos dos hombres habían soñado nunca. Poco a poco, la intelectualidad porteña fue adoptando a este dúo como símbolo de la identidad de la ciudad y de sus propios propósitos.
Importantes personalidades como Ortega y Gasset, Luigi Pirandello, Jacinto Benavente o incluso miembros de las principales coronas europeas, disfrutaron in situ de la actuación del dúo Gardel-Razzano, contratados para la ocasión, para impregnar con cierto sabor criollo esos encuentros.
Hacia 1915, durante una disputa callejera en Buenos Aires, Gardel recibe un disparo, la bala se aloja en su pulmón izquierdo y permanece allí durante el resto de su vida.
A mediados de 1917, un pésimo y pesado actor de casi 120 Kilos, aparece en “Flor de Durazno” la primera película del cine argentino. Gran amante de la buena mesa, con muchas horas de gimnasia y sauna y grandes dosis de fuerza de voluntad logro bajar hasta los 75 Kilos que junto a sus 171 centímetros le darían ese aspecto de galán que todos recordamos.
En el Empire de Buenos Aires, el dúo Gardel-Razzano estrena el primer tango-canción; “Mi noche triste”, el éxito es sonado, han dado con la formula, a partir de ese momento se van incorporando mas tangos al repertorio del binomio, llegan giras por Chile, Uruguay, Brasil y el interior de Argentina. El dúo es imparable, se van añadiendo tangos a su repertorio, la mayoría cantados por Carlos.
Razzano es sometido a una operación de garganta de la cual nunca se recuperará y en 1925 abandona el dúo debido a un gran debilitamiento de sus cuerdas vocales, pero sigue administrando el negocio y los bienes que genera Gardel. En 1931, comienza la carrera seria de Gardel en el cine, en París rueda para la Paramount ” Luces de Buenos Aires. Conoce al guionista y letrista Alfredo Lepera, y rueda “Espérame”, “La casa es Seria” y “Melodía de Arrabal”. Se traslada a New York, donde realiza diversas actuaciones en los estudios radiofónicos de la NBC, acompañado por la gran orquesta de Hugo Mariani. Se ruedan “Cuesta abajo” y “El tango en Broadway”. Ya es el mas grande,el rey tango, actúa en Brasil, Canada,etc..a la vez que trabaja estrechamente con Lepera en canciones y guiones para sus próximas películas: “El dia que me quieras” y “Tango bar”, a la vez que graba mas canciones con la orquesta de Terig Tucci.
A las 15:10 horas del 24 de Junio de 1935 en Medellín, Colombia, un trágico choque entre dos aviones acababa con la vida del mito, Carlos Gardel, en el fatal suceso pierden la vida también el letrista Alfredo Le Pera y los guitarristas Guillermo Desiderio Barbieri y Angel Domingo Riverol. La mala fortuna termina con el mito, llanto y dolor ante lo inexplicable, hubo incluso suicidios. Estaba en la cima de su carrera, seguramente por eso “El Zorzal criollo” se ganó la gloria: popularmente, la gente dice que “Gardel cada día canta mejor”. Un verso de su tango Volver se convirtió en un refrán famoso en toda América latina: “Veinte años no es nada”. Carlos Gardel está enterrado en el cementerio de la Chacarita de Buenos Aires.